viernes, 26 de febrero de 2010

La necesidad apremia... hoy, nos falta capacidad de frustración



¿Por qué antes se superaban todos los obstáculos, y hoy todo son impedimentos? ¿No será que ha bajado mucho el nivel de frustración, y lo queremos todo hecho, fácil, crecemos como churros, con poca capacidad de sacrificio? Es algo para pensar. Mientras, la alegría de la vida de algunos pueblos nos admira... ¡Viva la gente! llucià pou sabaté

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada