domingo, 30 de mayo de 2010

LA CULTURA DEL PENSAR: CIUDADANOS CULTOS, CIUDADANOS LIBRES

En nuestros sistemas educativos, en nuestra sociedad tecnológica y consumista, en este mundo de excesiva rapidez, debemos reestructurar y organizar nuevos métodos que sirvan para enseñar a pensar a nuestros jóvenes.

Tenemos que inculcar a estas nuevas generaciones la importancia de la lectura. Transmitirles el encanto bellísimo de las palabras, que sepan explorar y disfrutar los nuevos mundos que conocerán en esos viajes por esas páginas que siempre nos están esperando para ser leídas. La lectura desarrolla el raciocinio, nos hace pensar, aumenta nuestros conocimientos y nos facilita “mediante las palabras” el diálogo. ¿Por qué debemos enseñarles a pensar? Las personas que se acostumbran a esto van a la raíz de todas las cuestiones básicas, tienen criterio propio, capacidad para discernir y son gente difícil de manipular.

En estos momentos de tanto alboroto político, de tantas conductas discordantes y agresivas; deberíamos pararnos para pensar en las consecuencias que estas actitudes puedan tener en nuestros jóvenes. Por esto es importantísimo formar a ciudadanos cultos, ciudadanos que piensen en el bien común. Una sociedad culta conlleva a una sociedad más libre, más justa, más solidaria, más respetuosa con las ideas y creencias de los ciudadanos. No podemos permitir que en nuestra democracia se radicalicen posturas, no se lleguen a acuerdos entre partidos mayoritarios y se excluya la opinión de muchos ciudadanos. El pensamiento, el conocimiento, el diálogo y el respeto son la clave del progreso. Las descalificaciones, las obcecaciones, la falta de pensamiento, de comunicación y diálogo nos conducen al fracaso.

Señores políticos, dialoguen, sean respetuosos. Tengan en cuenta que ustedes son la imagen de nuestros jóvenes. Den ejemplo para que haya concordia y no enfrentamientos y falta de respeto. Miren hacia el futuro y olviden los fantasmas del pasado. ¡Hay tantos problemas cotidianos que resolver!

Concluyo con unas palabras de un filósofo francés de este siglo, Morín que dice: “Los científicos, los políticos, los expertos no reflexionan sobre los acontecimientos, sobre la actualidad más allá de hoy; no leen: no tienen un pensamiento global. En tiempos pasados la filosofía servía a los políticos para reflexionar .Hoy día esto ya no existe”.

José Ramón Talero Islán

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada