miércoles, 26 de mayo de 2010

Ser mujer, por Isabel Allende...


 
 

                        SER MUJER
Por culpa del azar o de un desliz, cualquier mujer puede convertirse en Madre. La naturaleza la ha dotado a mansalva del 'instinto maternal' con la finalidad de preservar la especie. Si no fuera por eso, lo que ella harìa al ver a esa criatura minuscula y llorona sería arrojarla. Pero gracias al 'instinto maternal' la mira embobada, la encuentra preciosa y se dispone a cuidarla gratis hasta que cumpla por lo menos 21años.
Ser Madre es considerar que es mucho mas noble sonar narices y lavar pañales, que terminar los estudios, triunfar en una carrera o mantenerse delgada. Es ejercer la vocación sin
descanso, siempre con la cantaleta de que se laven los dientes, se acuesten temprano, saquen buenas notas, no fumen, y que tomen leche. Es preocuparse de las vacunas, la limpieza de las orejas, los estudios, las palabrotas, los novios y las novias, sin ofenderse cuando la mandan a callar o le tiran la puerta en las narices, porque no están en nada...

Es quedarse desvelada esperando que vuelva la hija de la fiesta y, cuando llega, hacerse la dormida para no fastidiar. Es temblar cuando el hijo aprende a manejar, anda en moto, se afeita, se enamora, presenta exámenes o le sacan las amígdalas.

Es llorar cuando ve a los hijos contentos y apretar los dientes y sonreír cuando los ve sufriendo. Es servir de niñera, maestra, chofer, cocinera, lavandera, médico, policía, confesor y mecánico, sin cobrar sueldo alguno.
Es entregar su amor y su tiempo sin esperar que se lo agradezcan. Es decir, que 'son cosas de la edad' cuando la mandan a volar. Madre es alguien que nos quiere y nos cuida todos los días de su vida.

El peor defecto que tienen las madres es que se mueren antes de que uno alcance a retribuirles parte de lo que han hecho. Lo dejan a uno desvalido, culpable e irremisiblemente huérfano. Por suerte hay una sola.......... Porque nadie aguantaría el dolor de perderla dos veces.....
                                       Isabel Allende

 
Donde estaba la imagen tomé esta poesía,
que no me resisto a poner también aquí:



Ser madre es retomar la esencia de la vida

Es ver pasar tu vida en un instante

Es estar doblemente llena de vida

Es abrazar la ternura

Ser madre es entender sin palabras la inocencia

Es tener barro fresco en tus manos

Es la dicha de poder dar lo mejor de ti

Ser madre es mirar a los ojos a Dios

Es estar más completa que nunca

Es sentir la alegría más intensa

Ser madre es poder tocar el cielo

Es alimentar la esperanza.

Ser madre es el papel más bello

Es la conquista más plena

Es lo inimaginable hecho realidad.


2 comentarios:

  1. Y Dios Me Hizo Mujer de Gioconda Belli

    Y Dios me hizo mujer,
    de pelo largo,
    ojos,
    nariz y boca de mujer.
    Con curvas
    y pliegues
    y suaves hondonadas
    y me cavó por dentro,
    me hizo un taller de seres humanos.
    Tejió delicadamente mis nervios
    y balanceó con cuidado
    el número de mis hormonas.
    Compuso mi sangre
    y me inyectó con ella
    para que irrigara
    todo mi cuerpo;
    nacieron así las ideas,
    los sueños,
    el instinto.
    Todo lo que creó suavemente
    a martillazos de soplidos
    y taladrazos de amor,
    las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días
    por las que me levanto orgullosa
    todas las mañanas
    y bendigo mi sexo.

    Nil

    ResponderEliminar
  2. Mujer esencia que cautiva.

    Ser mujer, nada más complejo y contradictorio….

    Son tantos los sentimientos que emanan dentro de una mujer sensibilidad, alegría, nostalgia, coraje, tenacidad y el más grande amor.

    Estamos dotadas con fuerza espiritual, con un poco de misterio y una dosis de neurosis.

    Mujer la última creación de Dios, el toque final de su obra maestra, desde entonces no ha creado nada nuevo, es algo inigualable.

    Es un ser tán maravilloso que cada 28 días, confirma que de ella emana la vida y que esta en su mejor etapa como mujer, gracias a un color rojo pasión que fluye de lo mas profundo de su ser.

    Ser mujer, es trabajar junto con Dios en la creación, es poder entregar a Dios un ser vivo, algo que ni siquiera los ángeles pueden hacer es un privilegio que Dios dio solo a la mujer, acompañado con el don de cuidar, educar y enseñar.

    Ser mujer significa también delicadeza, figura curvada suavemente delineada, oler bien y dejar la cama perfumada, piel delicada en algunas regiones como seda, belleza, color de labios y mejillas, ternura, erotismo y una rosa roja.

    Es querer sentirse amada y protegida en los brazos del hombre al que ama, aun que en ocasiones parezca un animal solitario.

    Es tener esa habilidad tan natural, tan sutil para que nadie nos entienda cuando queremos ser escuchadas.

    ¿Mujer el sexo débil?
    Más bien creo que la mujer es frágil, es por eso que debe ser tratada con mucho cuidado ya que es algo muy valioso y delicado. Pero no por eso pierde su fuerza interna ni la capacidad de luchar cada día, es mas creo que una verdadera mujer se ríe de un día futuro.

    Una mujer nunca trata de remediar con mal, trabaja en todo en cuanto es deleite de sus manos, considera algo y procede a obtenerlo, no conoce la pereza y teme a Dios.

    Feliz es el hombre y los hijos que sepan entender y apreciar a una mujer.
    AUTOR- AVE MARIA PANAMÁ.

    ResponderEliminar