martes, 29 de junio de 2010

REFLEXIONES PARA TODOS LOS CIUDADANOS

Mi amigo José Ramón Talero escribe hoy unas ideas, que transcribo, un poco retocadas:
   Hace  unos días oía a un periodista mejicano exponiendo en los medios de comunicación algunas ideas importantes para hacer reflexionar a su pueblo. Sería muy bueno recordarlo aquí, a todos..., a modo de decálogo.
  1º  El problema de un pueblo está en nosotros, sus ciudadanos. Debemos erradicar vicios y corruptelas.
  2º  ¿Hacerse rico y  famoso de la noche a la mañana? Mejor apreciar, valorar formar una familia a largo plazo basada en virtudes y respeto a los demás.
  3º  ¿Llevarse a casa, de instituciones públicas, material de papelería, sanitario, etc... para nuestro uso y el de nuestra familia? Mejor el acto heroico, extraordinario de pensar que así me estaría robando a mí mismo.
 4º  ¿Comprar de forma pirata? Mejor pagar a los autores, que nos benefician con sus obras.
 5º  ¿Eludir y engañar a la hora de pagar impuestos a Hacienda? Es más inteligente sacar adelante lo de todos
 6º  ¿Ver sólo el fútbol, tv basura y otras cosas así? Mejor la cultura por la lectura, participar en la conciencia  política, social, y la economía, así  avanzaremos 
 7º  ¿Impunidad para banqueros y culpables de la crisis? Mejor que sean responsables de lo que hacen. Los ejecutivos de las empresas han de ser juzgados por sus obras. 
 8º  ¿Diputados y senadores trabajan poco y cobran como grandes ejecutivos? Cada cual, que cobre según su trabajo.
 9º  ¿Hay deshonestidad y la falta de calidad humana entre responsables públicos? Como antes se pilla al mentiroso que al cojo, tienen que asumir sus responsabilidades ante la justicia.
10º ¿Es bueno perder el tiempo criticando a nuestros gobernantes y políticos? Mejor trabajar, no vaya a ser que pasemos del análisis a la parálisis. El análisis, en medicina, es un paso previo para la curación, la medida terapéutica, la acción médica. Pongamos manos a la obra. Todos estamos llenos de faltas, pero a disfrutar de la vida.
     La picaresca e irresponsabilidad afecta negativamente la “Sociedad del bienestar”, la convierte en la del "malestar". Debemos reflexionar y sacar a nuestro país de esta decadencia cultural y de valores, que muy pronto será sustituida, si no se cambia, por actuaciones impositivas que harán que perdamos nuestras libertades y derechos democráticos. Por tanto, es hora de ahogar el mal en abundancia de bien, la incultura en cultura, la ignorancia en ciencia, la mentira en verdad...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada