martes, 29 de junio de 2010

REFLEXIONES PARA TODOS LOS CIUDADANOS

Mi amigo José Ramón Talero escribe hoy unas ideas, que transcribo, un poco retocadas:
   Hace  unos días oía a un periodista mejicano exponiendo en los medios de comunicación algunas ideas importantes para hacer reflexionar a su pueblo. Sería muy bueno recordarlo aquí, a todos..., a modo de decálogo.
  1º  El problema de un pueblo está en nosotros, sus ciudadanos. Debemos erradicar vicios y corruptelas.
  2º  ¿Hacerse rico y  famoso de la noche a la mañana? Mejor apreciar, valorar formar una familia a largo plazo basada en virtudes y respeto a los demás.
  3º  ¿Llevarse a casa, de instituciones públicas, material de papelería, sanitario, etc... para nuestro uso y el de nuestra familia? Mejor el acto heroico, extraordinario de pensar que así me estaría robando a mí mismo.
 4º  ¿Comprar de forma pirata? Mejor pagar a los autores, que nos benefician con sus obras.
 5º  ¿Eludir y engañar a la hora de pagar impuestos a Hacienda? Es más inteligente sacar adelante lo de todos
 6º  ¿Ver sólo el fútbol, tv basura y otras cosas así? Mejor la cultura por la lectura, participar en la conciencia  política, social, y la economía, así  avanzaremos 
 7º  ¿Impunidad para banqueros y culpables de la crisis? Mejor que sean responsables de lo que hacen. Los ejecutivos de las empresas han de ser juzgados por sus obras. 
 8º  ¿Diputados y senadores trabajan poco y cobran como grandes ejecutivos? Cada cual, que cobre según su trabajo.
 9º  ¿Hay deshonestidad y la falta de calidad humana entre responsables públicos? Como antes se pilla al mentiroso que al cojo, tienen que asumir sus responsabilidades ante la justicia.
10º ¿Es bueno perder el tiempo criticando a nuestros gobernantes y políticos? Mejor trabajar, no vaya a ser que pasemos del análisis a la parálisis. El análisis, en medicina, es un paso previo para la curación, la medida terapéutica, la acción médica. Pongamos manos a la obra. Todos estamos llenos de faltas, pero a disfrutar de la vida.
     La picaresca e irresponsabilidad afecta negativamente la “Sociedad del bienestar”, la convierte en la del "malestar". Debemos reflexionar y sacar a nuestro país de esta decadencia cultural y de valores, que muy pronto será sustituida, si no se cambia, por actuaciones impositivas que harán que perdamos nuestras libertades y derechos democráticos. Por tanto, es hora de ahogar el mal en abundancia de bien, la incultura en cultura, la ignorancia en ciencia, la mentira en verdad...

lunes, 28 de junio de 2010

Viva la vida

martes, 22 de junio de 2010

Carta de un sacerdote



   
                                



Para que veamos la otra cara de la moneda... la que es mucho mas grande en amor y caridad.  Por favor compartela.

 
     

 

Carta de un sacerdote






Carta del P. Martín Lasarte, salesiano uruguayo que hace casi 20 años está en Angola (África). Es una carta dirigida al periódico New York Times, que se ha empeñado en una campaña mediática contra la Iglesia y el Papa, más allá del doloroso escándalo de los sacerdotes que han sido motivo de escándalo por sus inconductas sexuales aberrantes.

Querido hermano y hermana periodista:

Soy un simple sacerdote católico. Me siento feliz y orgulloso de mi vocación. Hace veinte años que vivo en Angola como misionero.

Me da un gran dolor por el profundo mal que personas que deberían de ser señales del amor de Dios, sean un puñal en la vida de inocentes. No hay palabra que justifique tales actos. No hay duda que la Iglesia no puede estar, sino del lado de los débiles, de los más indefensos. Por lo tanto todas las medidas que sean tomadas para la protección, prevención de la dignidad de los niños será siempre una prioridad absoluta.

Veo en muchos medios de información, sobre todo en vuestro periódico la ampliación del tema en forma morbosa, investigando en detalles la vida de algún sacerdote pedófilo. Así aparece uno de una ciudad de USA, de la década del 70, otro en Australia de los años 80 y así de frente, otros casos recientes… Ciertamente ¡todo condenable! Se ven algunas presentaciones periodísticas ponderadas y equilibradas, otras amplificadas, llenas de preconceptos y hasta odio.

¡Es curiosa la poca noticia y desinterés por miles y miles de sacerdotes que se consumen por millones de niños, por los adolescentes y los más desfavorecidos en los cuatro ángulos del mundo! Pienso que a vuestro medio de información no le interesa que yo haya tenido que transportar, por caminos minados en el año 2002, a muchos niños desnutridos desde Cangumbe a Lwena (Angola), pues ni el gobierno se disponía y las ONG's no estaban autorizadas; que haya tenido que enterrar decenas de pequeños fallecidos entre los desplazados de guerra y los que han retornado; que le hayamos salvado la vida a miles de personas en Mexico mediante el único puesto médico en 90.000 km2, así como con la distribución de alimentos y semillas; que hayamos dado la oportunidad de educación en estos 10 años y escuelas a más de 110.000 niños... No es de interés que con otros sacerdotes hayamos tenido que socorrer la crisis humanitaria de cerca de 15.000 personas en los acuartelamientos de la guerrilla, después de su rendición, porque no llegaban los alimentos del Gobierno y la ONU. No es noticia que un sacerdote de 75 años, el P. Roberto, por las noches recorra las ciudad de Luanda curando a los chicos de la calle, llevándolos a una casa de acogida, para que se desintoxiquen de la gasolina, que alfabeticen cientos de presos; que otros sacerdotes, como P. Stefano, tengan casas de pasaje para los chicos que son golpeados, maltratados y hasta violentados y buscan un refugio. Tampoco que Fray Maiato con sus 80 años, pase casa por casa confortando los enfermos y desesperados. No es noticia que más de 60.000 de los 400.000 sacerdotes, y religiosos hayan dejado su tierra y su familia para servir a sus hermanos en una leprosería, en hospitales, campos de refugiados, orfanatos para niños acusados de hechiceros o huérfanos de padres que fallecieron con Sida, en escuelas para los más pobres, en centros de formación profesional, en centros de atención a seropositivos… o sobretodo, en parroquias y misiones dando motivaciones a la gente para vivir y amar.

No es noticia que mi amigo, el P. Marcos Aurelio, por salvar a unos jóvenes durante la guerra en Angola, los haya transportado de Kalulo a Dondo y volviendo a su misión haya sido ametrallado en el camino; que el hermano Francisco, con cinco señoras catequistas, por ir a ayudar a las áreas rurales más recónditas hayan muerto en un accidente en la calle; que decenas de misioneros en Angola hayan muerto por falta de socorro sanitario, por una simple malaria; que otros hayan saltado por los aires, a causa de una mina, visitando a su gente. En el cementerio de Kalulo están las tumbas de los primeros sacerdotes que llegaron a la región… Ninguno pasa los 40 años.

No es noticia acompañar la vida de un Sacerdote "normal" en su día a día, en sus dificultades y alegrías consumiendo sin ruido su vida a favor de la comunidad que sirve.

La verdad es que no procuramos ser noticia, sino simplemente llevar la Buena Noticia, esa noticia que sin ruido comenzó en la noche de Pascua. Hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece.

No pretendo hacer una apología de la Iglesia y de los sacerdotes. El sacerdote no es ni un héroe ni un neurótico. Es un simple hombre, que con su humanidad busca seguir a Jesús y servir sus hermanos. Hay miserias, pobrezas y fragilidades como en cada ser humano; y también belleza y bondad como en cada criatura…

Insistir en forma obsesionada y persecutoria en un tema perdiendo la visión de conjunto crea verdaderamente caricaturas ofensivas del sacerdocio católico en la cual me siento ofendido.

Sólo le pido amigo periodista, busque la Verdad, el Bien y la Belleza. Eso lo hará noble en su profesión.

En Cristo,

P. Martín Lasarte sdb
Angola - África





Invitación espicha asturiana

El próximo Domingo día 27 de los ctes., el Centro para Información y
Defensa de la Vida "CIDEVIDA" abre sus puertas. Tras un arduo y duro
trabajo de reconstrucción y adecuación se inaugura en Tordesillas la
primera exposición de Europa en defensa de la vida. Ahora por fin abre
sus puertas. Aquellos que estéis próximos a Tordesillas estáis
invitados a acudir, si lo deseáis, lo pasaréis bien, pues además,
habrá una  fiesta de apertura con una Espicha Asturiana, ya que los
impulsores son asturianos.

Para ubicar el CIDEVIDA, nos han cedido una importante y
representativa sede que es la Iglesia de San Juan Bautista de
Tordesillas (S.XVI), que recogerá en diversos espacios la verdad sobre
el origen de la vida, así como los horrores del aborto; explicaciones
visuales y científicas que muestran la realidad de lo que el aborto es
y el drama de los millones de vidas eliminadas. Todo la exposición
tendrá carácter científico y el equipo directivo está formado y
dirigido por profesionales de prestigio: catedráticos, médicos,
abogados, artistas etc.

En el enlace adjunto remito un audio de la introducción al acto, os
invito a escucharlo, no dura más allá de minuto y medio, pero a mi me
ha gustado, y puedo deciros que quien habla, y lo ha grabado, no tiene
nada que ver, ni con la radio, ni con la televisión ni nada de esto,
es una persona que tiene una pequeña empresa de imprenta.

files.me.com/hifer/molfga.mp3

http://www.cidevida.org/

*****Autobuses desde Sevilla, Madrid y Asturias.

martes, 15 de junio de 2010

viernes, 4 de junio de 2010

Cine y valores


     ¿Qué es el cine? Y como es algo muy genérico, más en concreto: ¿Para qué sirve el cine?, es lo que se plantea “El contenido y la forma del séptimo arte: una aproximación”, artículo de Chema López Angulo. Al igual que cuando un amigo me cuenta su vida sus experiencias interactúan con las mías, “el arte cinematográfico nos induce a un proceso de encuentro, por el que nuestra propia identidad tiene que verse enriquecida”.
Y si Jaime Balmes decía “en la lectura debe cuidarse de dos cosas: escoger bien los libros y leerlos bien“, lo mismo se puede decir de las películas. La mera suma de información no hace crecer la persona, puede provocar indigestión, pues como dice la canción hay que aprender que “no hay que andar por andar sino andar pa’ ir creciendo”, y tenemos una armonía entre inteligencia, amor, a través de la libertad que interactúa con los sentimientos, etc…
Que “la inteligencia no es la respuesta a la felicidad” parece ser una de las tesis vitales de Woody Allen, que sin embargo no sabemos si busca las respuestas o simplemente vende su producto digamos humanista…El cine de acción americano nos muestra los últimos avances técnicos, paisajes del mundo, cosas que no están a nuestro alcance y en este sentido no existente o que no tenemos; y así cada tipo de películas nos muestra “el verdadero poder del cine: de hacernos vivir lo no vivido, dándole vida, y hacer de eso “no existente” nuestro mundo, nosotros. ¿Hacemos cine o el cine nos hace a nosotros? La autoridad que ejerce el hombre sobre el cine y el cine sobre el hombre es una influencia recíproca”. Por una parte, interactúa con nuestros sentimientos, como veíamos al comienzo, luego hemos visto que también hace cultura, y ahora vemos que crea sueños. Y esto nos lleva a hablar de esperanza.


Como la lotería, una película no nos da una solución segura, pero crea ilusiones. El “cine sin ideales” actual “no es un cine desprovisto de valores, sino uno compuesto por otros propios, hechos a la medida de quienes los hacen suyos. Y el resultado es una paradoja tan grande como cruel, puesto que proviene de la búsqueda de la felicidad por parte del hombre actual a través de medios irremediablemente equívocos. El por qué de la temática cinematográfica contemporánea, por tanto, no es más que esa frustración del hombre expresada fotograma a fotograma”. Y el citado autor propone por eso rescatar los clásicos.
Qué bello es vivir (It´s a wonderful life, 1946) contaba una historia: el heroísmo de la gente anónima; las historias de prícipes de la rebelde Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes (Breakfast at Tyffany´s, 1961) iba repartiendo ilusiones. Hoy todo es más crudo, aún cuando se tomen frases de los clásicos, como la crisis, Los lunes al sol, cuando le pregunta un borracho al otro: “¿crees en Dios?” y le contesta: “lo importante no es si tú crees en Dios, sino si Dios cree en ti”, lo cual quiere decir que el director sí que ve a los clásicos.

Hay que actualizarlo todo, claro, pero “Azul oscuro casi negro” nos presenta un ambiente turbio, y el costumbrismo de Almodóbar es sincero, presenta la gente de algunas calles… pero ¡qué calles!


“Quizá recuerden aquel diálogo, que descubrí ‘por primera vez’ hace unos meses, que tanto me ha dado para reflexionar: - ¿A qué va la gente al cine?

- A pasar el rato.

- ¿De qué rato me habla usted?

- Y usted, ¿de qué gente?”

Sin duda, hay maneras de aportar ilusión, historia y arte, y tirar para arriba de la sociedad, es decir crear valores: “Que conozcan el verdadero significado del perdón, aparente obsesión que impregna la filmografía de Clint Eastwood”, que en su última y vertiginosa etapa como cineasta defiende “un cine que interpreta la vida y debe ser un documento de su tiempo”. Se ve también en la igualdad y derechos humanos en su reciente Invictus (Invictus, 2009), siempre desde la anécdota: un coche, un partido deportivo… conoce la técnica, el espectador americano... Es un buen contador de historias, con películas comparables a la interpretación de Robert Redfort y Paul Newman en El golpe (The sting, 1973). Son historias distintas a la alianza con los sentimientos pobres de la persona (tipo “Torrente”).

jueves, 3 de junio de 2010