domingo, 17 de abril de 2011

“Todos caben en la beatificación de Juan Pablo II”

noticia/ www.acepresa.com /lunes 4 de abril de 2011



Desde que el 14 de enero se anunció la beatificación de Juan Pablo II, se ha ido extendiendo la idea de que no habría sitio para todos los que desearían acudir a Roma. Las expectativas sobre la afluencia masiva de fieles y la rapidez con la que se coparon los hoteles en cuanto se confirmó la noticia, crearon esta idea del “no hay billetes”.



Sin embargo, el Vaticano está animando a todos los fieles que lo deseen a asistir a Roma, y avisa que aún quedan plazas libres. En la presentación de los eventos de la beatificación, Mons. Liberio Andreatta ha afirmado que “Roma está lista para acoger a todos los peregrinos que quieran venir; tenemos disponibilidad de lugares y además todas las ciudades en los alrededores de Roma”.



La razón de que ahora estén apareciendo nuevas plazas en los hoteles supuestamente ocupados tiene que ver con un error en las estimaciones: algunas agencias de viaje se apresuraron a reservar todo lo que pudieron en previsión de que a la beatificación de Juan Pablo II acudiera tanta gente como la que se congregó para venerar sus restos mortales. Entonces, se calcula que pudieron pasar por la capilla ardiente cerca de millón y medio de personas.



En este caso, el Vaticano calcula que pueden llegar unos 300.000 peregrinos. Cuando murió Juan Pablo II, muchos de los que pasaron por la capilla ardiente habían ido a Roma para pasar la Semana Santa y aún se encontraban allí, lo que hizo que la afluencia aumentara considerablemente.



La Obra Romana de Peregrinaciones (ORP) se está encargando de negociar con las compañías de viaje y con los hoteles romanos. Ya ha conseguido rescatar miles de reservas en Roma –se calcula que cerca del 20% de las plazas hoteleras están aún libres– y sus alrededores.



Las ha puesto a la venta en la página web www.jpiibeatus.org, donde además se ofrecen paquetes que incluyen vuelos charter desde Madrid o pasajes en barco desde Barcelona. En algunos casos, las ofertas suponen un ahorro de un 70% respecto a los precios ofrecidos por las agencias de viajes hace menos de un mes. Por ejemplo, la modalidad que incluye el vuelo charter desde Madrid, todos los transportes en Roma, y las tres noches de hotel se ofrece a un precio de 595 euros en la web de la ORP.



Muchas facilidades para los peregrinos

Con motivo de la presentación de los eventos, Mons. Andreatta explicó cómo durante esos días –del 30 de abril al 2 de mayo– la capital italiana se volcará con los peregrinos.



Entre otras medidas, está establecido que los asistentes puedan moverse en transporte público simplemente mostrando el “pase del peregrino”, cuyo precio están negociando la ORP y el ayuntamiento de Roma. Además se habilitarán lugares de entrega de alimentos, y la compañía Nestlé aportará para la ocasión un millón de botellas de agua.



La propia Iglesia también ha diseñado un plan de ofertas para los que asistan a la beatificación: los Museos Vaticanos ampliarán el horario de visitas y reducirán casi a la mitad el precio de la entrada. Por otro lado, las iglesias permanecerán abiertas toda la noche y dispensarán alimentos y cobijo en la medida de sus posibilidades. Caesar Atuire, gerente de la ORP, se ha comprometido a que “nadie se quedará fuera por motivos económicos, y los jóvenes que no se puedan pagar un alojamiento tendrán lugares preparados para dormir”.



El ayuntamiento romano, por su parte, ha anunciado que la red de metro funcionará 22 horas al día –excepto de 2 a 4 de la mañana– y que reforzará el servicio de trenes, indispensable para todos los peregrinos que se instalen durante esos días en ciudades cercanas a Roma como Nápoles, Ostia Antica o Florencia, donde la ORP ya ha habilitado plazas.



Para sufragar gastos, se ha abierto una cuenta bancaria a la que se pueden hacer donaciones sin comisión.



No hacen falta entradas

Tres son los eventos previstos para la beatificación:



–La vigilia en el Circo Máximo el 30 de abril a las 20,30, que será presidida por el cardenal Agostino Valli, y en la que Benedicto XVI participará mediante una conexión de video.



– La misa de beatificación de Juan Pablo II, el 1 de mayo en San Pedro a las 10 de la mañana, celebrada por Benedicto XVI.



– La Misa de acción de gracias, el lunes 2 de mayo en San Pedro, celebrada por el secretario de Estado, Card. Tarcisio Bertone.



Desde el Vaticano se está haciendo especial hincapié en que no habrá entradas para ingresar en el Circo Máximo ni en san Pedro, y que nadie tendrá que pagar por asistir a cualquiera de los eventos religiosos que componen la beatificación.



Algunas compañías de viaje “incluían” en sus ofertas los billetes para estos eventos, lo que ha obligado al Vaticano a aclarar que la entrada será gratuita. Eso sí, será tutelada por miembros de la seguridad vaticana, con el fin de evitar aglomeraciones excesivas y garantizar la seguridad.



Las puertas de la plaza de San Pedro se abrirán al público a las cinco de la mañana del primero de mayo, y se cerrará el acceso cuando se haya ocupado completamente. No obstante, en previsión del gran número de peregrinos que no podrán acceder a la plaza, la organización ha dispuesto que todo el que quiera tenga la posibilidad de visitar los restos mortales del nuevo beato, que quedarán expuestos en San Pedro “hasta que haya pasado el último peregrino”, según declaró monseñor Andreatta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario